El negocio del aborto en Estados Unidos sigue invirtiendo en su candidata favorita en las actuales elecciones primarias. Planned Parenthood, el principal proveedor de abortos en Estados Unidos, ha gastado un millón de dólares en publicidad para la campaña de la precandidata demócrata Hillary Clinton, según información recogida por el portal estadounidense Lifenews.

El gigante del aborto acusado de traficar con órganos humanos ha financiado una campaña publicitaria en favor de Clinton que utilizará vídeos propagandísticos y anuncios en internet y televisión para presentar a la ex secretaria de Estado como la mejor candidata para ocupar la presidencia de Estados Unidos.

La campaña se dirigirá a los votantes de Michigan, Virginia y Texas y su coste ha alcanzado las siete cifras, una muestra de la importancia que tiene para el negocio del aborto que Clinton se haga con la candidatura demócrata para las próximas elecciones generales.

Planned Parenthood anunció el pasado mes de enero su apoyo público a la campaña de Clinton. Era la primera vez que la organización respaldaba de forma oficial a un candidato en unas primarias y el diario The New York Times informó que este apoyo se materializaría en 20 millones de dólares.

Desde ese momento, se han hecho patentes los esfuerzos de la organización por garantizar el éxito de Clinton, a quien consideran la representante de “todo por lo que Planned Parenthood ha creído y luchado en los últimos cien años”, según palabras de la presidenta de la multinacional abortista, Cecile Richards.

Y los republicanos amenazan con retirar la financiación

Mientras Planned Parenthood financia la campaña de Clinton, los candidatos en las primarias republicanas debatían el pasado jueves sobre la retirada de fondos públicos a la organización. En un debate de la CNN, el magnate Donald Trump volvió a expresar su voluntad de cortar la financiación a Planned Parenthood mientras continúe dedicándose al negocio del aborto.

A pesar de estas declaraciones, Trump defendió que Planned Parenthood ayuda a las mujeres con cáncer de cuello de útero o con cáncer de mama, aunque se apresuró a añadir que el factor del aborto resulta determinante para que no apoye la financiación pública a la organización. En la actualidad, Planned Parenthood recibe alrededor de 500 millones de dólares del Gobierno presidido por Barack Obama.

El candidato republicano Ted Cruz prometió, por su parte, investigar a Planned Parenthood por las acusaciones de tráfico de órganos desde el primer día en el que sea elegido presidente de Estados Unidos, si esa elección llega a producirse.

Tras la publicación de diez vídeos grabados con cámara oculta que mostraban a directivos de Planned Parenthood reconociendo que en las clínicas abortistas se vendían las partes de los bebés abortados, el Congreso estadounidense inició una investigación a la organización. El senador Cruz se ha comprometido a llevar a término esa investigación hasta sus últimas consecuencias.

Asimismo, Cruz aseguró en un programa de la cadena Fox que, de ser elegido presidente, defendería a David Daleiden, el autor de los vídeos que han destapado el escándalo del tráfico de órganos que se enfrenta a 20 años de cárcel por su investigación.

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe